“Macri es la única opción que tenemos para terminar con los vicios de este país”

El conductor afirma que apoya al gobierno de Cambiemos con sus “aciertos y errores”, pero también se queja de la fuerte presión impositiva y la falta de respuesta del Estado frente a la inseguridad.

Carlos Monti lleva 14 años conduciendo Bien Arriba, programa que se emite los sábados de 13 a 15 por Radio 10. Estuvo al frente del ciclo Informadísimos durante siete temporadas y si bien tuvo una oferta para pasar a la tarde con un programa de espectáculos por el momento sigue sin definirse. Pero no hay mal que por bien no venga, porque el lunes próximo, Monti regresa a la pantalla de América después de 17 años. 
Hincha fanático de River, disfruta ir a la cancha cuando juega su equipo y con ese mismo fervor sube fotos a su cuenta de Instagram si el club de los millonarios gana por goleada.

Periodista, conductor y productor de radio y televisión, asegura tener sus propios límites a la hora de dar una primicia. “La salud y la enfermedad son mi límite, las relaciones humanas están por sobre las primicias porque detrás de eso hay mucha gente que sufre”, dice en una entrevista con 3Días.

¿Estás de acuerdo con Alejandra Darín (presidenta de la Asociación Argentina de Actores) que dijo que “la televisión basura ganó la pulseada”?
– No, no estoy tan de acuerdo. Sí bien es cierto que hay una reconversión del sistema de comunicación muy fuerte, justamente por las redes sociales, la incursión de plataformas como Netflix, on demand, Youtube… el tema es cómo reacciona la televisión frente a eso. En el caso de Netflix, vemos pura ficción y en ese sentido la televisión argentina ha sufrido las consecuencias. De hecho basta con mirar las planillas de ráting del prime time en canales de televisión abierta y ha sufrido este embate. Pero la televisión abierta no es sinónimo de ficción y se supone que tiene que haber otro tipo de propuestas como entretenimiento, magazines de actualidad, información.

Se anticipa la vuelta de Marcelo Tinelli con Showmatch y, aún quienes aseguran no verlo, son los que más saben del show…
– Marcelo es un tipo que se reinventa a cada instante, que tiene la magia y el poder que te incitan a ver lo que está haciendo y a hacer zapping para saber con qué va. Los que dicen no verlo, sus enemigos, son los primeros en curiosear. Showmatch es el recreo que le sirve a mucha gente para distraerse de la pálida que le generan las noticias del día. Con los números tan pobres que tiene la TV, hoy hacer 15 puntos de ráting es un suceso, no un éxito.

¿Te sorprendió el alejamiento de Tinelli de la AFA y su posterior coqueteo con la política?
– No, para nada. Ya le habían robado una elección delante de sus propias narices hace un año y medio. Era obvio que iba a transitar un terreno árido. Eso le afectó la salud y seguramente habrá cosas que nosotros desconocemos: presión, amenazas veladas, cuestiones familiares, etc. El fútbol esta atravesando una situación más que crítica y se están jugando muchísimos intereses que se niegan a cambiar. Entonces cuando aparece alguien con ideas innovadoras, la cosa se complica, porque para muchos se acaba el negocio. En cuanto a una posible candidatura, si se lo propone lo va lograr. Pero los dirigentes del fútbol no son ajenos a la política, entonces si con el mínimo movimiento que intentó hacer tuvo semejante respuesta, imaginate si se lanza a la política. Creo que tiene que pensarlo. Y como dice Gelblung, “el ráting no se reproduce en votos”. Por lo tanto, es un interrogante si tendría el apoyo de la gente.

¿Cómo ves la gestión de Macri?
– Sigo teniendo la misma esperanza que cuando lo voté. Sufro las mismas consecuencias que sufrimos todos con cualquier determinación que toma el Gobierno, pero reconozco que entró una bocanada de aire fresco que necesitábamos y nos merecíamos los argentinos. Macri es la única opción que tenemos para salir adelante y terminar con todos los vicios en los que estuvimos sumergidos en los últimos años. Apoyo a este gobierno con los aciertos y los errores.

¿Cómo te afectó el bolsillo la política económica oficial?
– Igual que a cualquier ciudadano. Yo pago mis impuestos, luz, gas, agua, teléfono, patente, seguro, prepaga, cable… y cuando ves que llegaste a fin de año y te diste cuenta que trabajaste medio año para pagar los impuestos, te indigna. Agradezco tener trabajo y vivir de lo que me gusta, pero también tengo que revisar gastos.

¿Qué temas sociales son los que más te preocupan?
– La indiferencia de cierta parte de la Justicia que, en vez de resolver ciertos casos (tema femicidios, abuso sexual), se amparan en conceptos garantistas que van en contra de lo que la sociedad reclama. Me generó mucha impotencia saber que el asesino de Micaela resultó beneficiado. No se puede perder más tiempo y los jueces tienen que ir al fondo de la cuestión y tomar serias medidas con el tema de la inseguridad. Tiene que haber premios y castigos.

¿Cómo imaginás el futuro del país? ¿Cuál es tu principal reclamo?
– Quiero imaginar un futuro de paz. Yo tengo hijos, una nieta de dos años y pienso qué país le vamos a dejar. Me conformo con que haya trabajo y buena salud. No puede ser que todas las noches nos acostemos con el celular en la mano monitoreando dónde están nuestros hijos. En un país normal, los delincuentes son los que tienen miedo y, lamentablemente, acá es al revés. Ése es mi reclamo. Si tanta capacidad tiene el Estado para recaudar, para perseguirte si no pagás los impuestos, que por favor tengan piedad de nosotros y usen la misma capacidad para atrapar delincuentes.

compartir esta nota – PRODUCCION 383 4 351218- Whatsapp