A Luis Ibáñez lo habrían asesinado sus vecinos, sospechados Cobacho, Navarro y Contreras

CRIMEN EN PARQUE NORTE

Al sexagenario Luis Ibáñez lo habrían asesinado sus vecinos. Los implicados viven en el mismo barrio. La autopsia confirmó que lo mataron a golpes en la cabeza.

La investigación por el crimen de Luis Sebastián Ibáñez (61) ya arrojó un saldo de tres arrestados, de los cuales uno estaría especialmente complicado.
La Policía y la Justicia creen tener esclarecido el caso: los tres jóvenes serían vecinos que entraron a robarle y lo mataron cruelmente.
Desde el hallazgo del cadáver, se llevó a cabo un amplio despliegue policial para dar con los responsables y con los elementos que le fueron robados al pensionado.
Fuentes consultadas señalaron que los presuntos responsables no sólo conocían al extrabajador rural que asesinaron a golpes, sino que vivían a muy poca distancia de él, también en el barrio Parque Norte.
El principal sospechoso, un joven de 21 años, de apellido Cobacho, tiene domicilio a una cuadra de Ibáñez.
Para su aprehensión se trabajó arduamente, ya que inicialmente se temía que haya tenido tiempo de irse de la provincia, pero finalmente dieron con su paradero en la zona Sur de la ciudad, en la casa de su novia.
Paralelamente, recuperó la libertad la única mujer que había sido ligada a la causa el domingo. Los primeros aprehendidos, de apellidos Navarro y Contreras, pasaron a calidad de detenidos.
Personal de las divisiones de Homicidios e Investigaciones trabajaron de forma conjunta bajo las directivas del fiscal de Instrucción en turno, Javier Herrera.
Se realizó un amplio despliegue en la zona del crimen, que fue desde la recolección de pruebas científicas, búsqueda de huellas, rastros, etc., hasta las declaraciones testimoniales, que en estas circunstancias serían claves.
El material recolectado fue enviado para su análisis y de los resultados podrían depender las novedades en la causa.
Según se pudo conocer, los tres sospechosos habrían estado ingiriendo bebidas en cercanías del lugar del crimen en los momentos previos y serían los causantes de los tropeles y los ladridos de perros escuchados por los vecinos aproximadamente a las 6 de la mañana, momento en que se cree que se ultimó a Ibáñez.
Desde la Fiscalía se ordenó la confección de la planilla de antecedentes de los tres sospechosos, una medida de rigor.
Por otra parte, los resultados de la autopsia realizada en la morgue judicial confirmaron que la causa de la muerte del sexagenario fue un traumatismo cráneo encefálico grave producido por golpes con un elemento contundente, que no fue encontrado en la casa del occiso, sino que el agresor se lo habría llevado y posteriormente lo descartó u ocultó.
No habría marcas de respuesta a la agresión de parte de Ibáñez, por lo que se refuerza la hipótesis de que fue atacado mientras estaba indefenso, durmiendo. Debe tenerse en cuenta que el hombre era de contextura física delgada y pequeña, con movilidad reducida por haber sufrido un ACV años atrás.
Los investigadores sospechan que los agresores ingresaron a la casa de Ibáñez por una casa colindante, trepando una malla olímpica.
Tenía algunas medidas de seguridad en su domicilio, el cual había sido robado unas cuatro veces según comentó en vida a sus familiares (no se radicó denuncia por ninguno de los hechos, contaron fuentes consultadas), contaba con rejas perimetrales, candado, vidrios a la vuelta de la tapia y un perro de raza pitbull.
Sobre este último apartado, el can se encontraba atado, por lo que nada pudo hacer para defender a su dueño.
Simplemente le pasaron por el lado rápidamente, intentando que ladrara lo menos posible.
La humilde casa de Ibáñez tenía un solo ambiente. La habitación estaba separada por paneles de machimbre.
Hasta anoche, personal policial realizaba nuevos allanamientos en distintos domicilios de la Capital, intentando dar con elementos que fueron robados de la casa de la víctima.
En cuanto a los tres presuntos implicados, la Justicia agotará los plazos legales para imputarlos e indagarlos.
A Ibáñez lo atacaron mientras dormía en su cama y lo golpearon hasta darle la muerte. El móvil habría sido el robo.
Compartir esta nota – Producción: Cel. y Whatsapp: 383 4 351218