EL FERNET DA PARA MUCHO, HASTA PARA HACERTE CRECER TU PATRIMONIO

EL INTENDENTE QUE  “CAMBIÓ SU VIDA” GRACIAS AL FERNET

Otra triste historia de pueblos sometidos por la voluntad de dirigentes “vivos”

El intendente Francisco Gordillo (justicialista-ex kirchnerista) es el dueño del boliche “Jerónimo”. Por pedido de los vecinos. El local se encuentra ubicado en el ingreso a Pomán, y aunque parezca una contradicción con su responsabilidad al frente de la comuna es la causa que convierte al intendente en el mayor vendedor de alcohol los fines de semana y debería explicar, el notable crecimiento patrimonial en los últimos años. Evidentemente, el Fernet le cambió la vida al jefe comunal, ex ministro de gobierno. Lujos y confort.

El propio intendente justicialista oficia de “barman”  

Sin ningún control municipal ni policial (obvio es el intendente), el propio Gordillo es el “barman” en la barra del boliche “Jerónimo”. En las noches de mayor “ganancia” para el intendente, hemos de saber que las peleas, las sospechas por consumo de drogas y los accidentes de tránsito, se multiplican. Enfermeras de Pomán deben vender empanadas para mantener el funcionamiento del hospital “Roberto Ramón Carro”, el personal lava a mano la ropa del nosocomio porque no tienen lavarropas, no cuentan con insumos básicos. Lo llamativo de este Sr. en lugar de donar la maquinaria o gestionar la ambulancias (que no hay) ante el gobierno provincial, el Intendente “colabora” enviando desde su boliche accidentados, jóvenes con problemas de adicción, golpeados en riñas sanguíneas, al desolado y olvidado hospital.

El intendente maneja la noche y los planes sociales

Cómo articular la prevención y alejar de las drogas a los jóvenes cuando el intendente es quien “maneja la noche” en Pomán. Se estima que Gordillo repartió tantas becas y planes sociales dio para ganar “democráticamente” las sucesivas elecciones.  Al fin y al cabo para eso lo votó la gente. Gordillo hace 20 años que gobierna esa comuna de manera consecutiva. Pomán es un pueblo cautivo, todo tiene que ver con el municipio o el intendente. Es la historia de otra sociedad sujeta alocadamente a la politiquería, la evidencia que con los recursos del Estado un dirigente “vivo” puede perpetuarse en el poder.

Seguro, los justicialistas contemporáneos saben cómo proyectar el pensamiento del Líder y comunicarlo a la sociedad. Se llama “Justicia Social”.
En lo institucional, ¿puede el intendente controlarse a sí mismo?, atento al próspero negocio de la familia Gordillo ¿Puede el municipio ejercer algún control creíble cuando se trata, nada más y nada menos, del jefe comunal? Todos los intendentes hacen lo que se les da la regalada gana. Es absoluta la impunidad. Asimismo, a nadie le llama la atención el desmesurado crecimiento patrimonial del Sr. Intendente.

El pueblo pasa días sin agua potable en Pomán. Elemento vital para el pueblo. Los pozos no funcionan (están de adorno). El turismo se encuentra con esta triste realidad. Como será que los Bomberos suelen parar el camión autobomba frente al principal paseo público para repartir un poco de agua. Vergonzoso.

¿Qué tiene de malo que un intendente haya “invertido” en un boliche bailable? Hay cientos de dirigentes que invirtieron en diversión para la sociedad. Casi todos los negocios a la vuelta de la plaza “15 de Setiembre” tienen un cartel advirtiendo que próximamente publicarán la “lista de morosos”.

COMPARTIR, FACE NOS BLOQUEA CADA NOTA QUE PUBLICAMOS – Producción: Cel.: 383 4 351218