LOS CANDIDATOS ANTE LA GRIETA, ENTRE VERDES Y CELESTES

ABORTO: CANDIDATOS ANTE LA GRIETA ENTRE VERDES Y CELESTES

Los postulantes a la gobernación apoyan en su mayoría la práctica del aborto no punible en los hospitales, hoy frenada en la Justicia.

En cambio, la interrupción voluntaria del embarazo divide las aguas y hay indefiniciones.

La Boleta Única de Sufragio (BUS) que estará en el cuarto oscuro el próximo 12 de mayo tendrá varios candidatos que ya se pronunciaron a favor o en contra de la despenalización del aborto, el debate que el año pasado atravesó la política nacional.

Algunos de ellos plantearon sus posiciones cuando el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) falló por la aplicación del protocolo de aborto no punible.

Desde los partidos que polarizan la opinión entre pañuelos celestes (provida) y pañuelos verdes (legalización del aborto), consideran que el pensamiento de los candidatos respecto al aborto incidirá en la decisión de los electores al momento de votar.

Electores

Una encuesta de Infocus realizada en marzo sobre 780 ciudadanos cordobeses de distintos circuitos electorales arrojó interesantes resultados sobre la opinión del electorado.

Entre los votantes que se inclinan por Juan Schiaretti (Hacemos por Córdoba), por ejemplo, hay un alto porcentaje de ciudadanos muy en desacuerdo (26,6%) y en desacuerdo (31,20%) con legalizar el aborto. El gobernador fue uno de los funcionarios que evitó mostrar su opinión sobre el tema en 2018.

“Lo que es mi posición personal es absolutamente secundario. Lo único que haría sería ahondar la grieta que se produjo en Argentina por el debate del aborto”, había dicho antes de que se produjera la votación en el Congreso de la Nación. Esta posición se reflejó en la Cámara Baja durante el debate por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), con el voto de abstención de la diputada Alejandra Vigo, líder del peronismo de Capital, actual candidata a legisladora y esposa del gobernador.

En cambio, los diputados Adriana Nazario, Martín Llaryora, Paulo Cassinerio y Juan Brugge, partidarios y aliados de Hacemos Por Córdoba, votaron en contra.

Aquellos que votarían a Mario Negri (Córdoba Cambia), que como diputado votó a favor de legalizar el aborto, expresaron más desacuerdo (59%) que acuerdo con despenalizarlo (32,8%).

Los potenciales sufragantes de Ramón Mestre (UCR), por otro lado, muestran el mayor porcentaje de indiferencia (22%) sobre el tema. Otro 42,9 por ciento está en desacuerdo, y un 34,1 por ciento está de acuerdo y muy de acuerdo.

Mestre apoyó la interrupción del embarazo en los casos que avaló el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), mientras que su hermano, el diputado Diego Mestre, votó en contra del proyecto de ley IVE en 2018.

El sondeo de esta consultora analizó también a los votantes del candidato Aurelio García Elorrio (Encuentro Vecinal), abiertamente provida, donde, llamativamente, hay un 24 ciento de sus potenciales electores que acuerdan con la postura de despenalizar. Un 60,7 por ciento, en cambio, está en desacuerdo.

Candidatas

Hay listas para estas próximas elecciones que se presentan como provida. Es el caso de Encuentro Vecinal Córdoba (EVC) y Avancemos Córdoba en Valores (ACV), del candidato Alberto “Beto” Beltrán. Otras navegan por la “marea verde” a favor del aborto legal.

En este último caso se anotan los partidos como el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y el Movimiento al Socialismo (MAS).

Sin embargo, algunos reconocen la posibilidad de disidencias en el interior de cada partido.

“En Avancemos la mayoría somos provida, eso no implica que algunos estén a favor de la interrupción del embarazo que habilita la ley para las excepciones, damos libertad de acción”, opinó Eugenia Gordillo, candidata a vicegobernadora de ACV.

Por su parte, la candidata a legisladora de Hacemos por Córdoba, Natalia de la Sota, opinó que “se debe garantizar el derecho a la mujer a decidir, según lo especifican el Código Penal y la Guía de procedimiento para la atención de pacientes que soliciten prácticas de aborto no punibles del Ministerio de Salud de Córdoba”.

“Después de lo resuelto por el TSJ en 2018, la Provincia garantiza que el protocolo de aborto no punible se aplique en caso de violación y cuando hay riesgo de vida”, dijo De la Sota.

“Toda esta marea verde tiene que ser parte del debate electoral, no puede ser que de ahora en más pretendan que se mire para otro lado en la campaña. No se pueden omitir los debates”, reclamó la candidata a vicegobernadora del MAS, Julia Di Santi.

La postulante a legisladora de Córdoba Cambia, Patricia De Ferrari, se inclinó por la “libertad de acción” sobre el tema del aborto y dijo que su postura quizás no era “la de todo el partido”.

“Es un problema de salud pública. Cuando se habla de defender las dos vidas tenés que defender sobre todo lo que te marca la ley Argentina del año 1921, priorizando a la madre y, en el caso de una violación, tener en cuenta que eso no es obligar a una persona a ser sí o sí una reproductora”, dijo la candidata.

Con una postura fuertemente provida, Rosa Marcone, candidata de EVC, señaló que el tema “puede incidir en el voto”.

“Las marchas que se han realizado en todo el país han sido multitudinarias, y una de las consignas es ‘con aborto no te voto’”, dijo Marcone.

“Hay candidatos que podrían ser agradables o elegibles para algunas mujeres y lo del aborto hace que muchas no los elijan, y que busquen otra alternativa”, agregó.

La mayoría, a favor de la Guía del aborto no punible

La Guía para el aborto no punible continúa suspendida en la provincia y espera un fallo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para su aplicación.
Un recurso extraordinario federal presentado por la ONG Portal de Belén la congeló y esta dilación es hoy apoyada por una minoría partidaria representada por el candidato Aurelio García Elorrio (Encuentro Vecinal Córdoba) y por Alberto “Beto” Beltrán (Avancemos Córdoba).
De los 13 candidatos a gobernador, nueve están a favor de la aplicación de la Guía, que establece que la violación siempre es causa de aborto no punible.
Consultado, el gobernador Juan Schiaretti (Hacemos por Córdoba) contestó a través de su vocero que “los hospitales de la provincia se encuentran preparados para aplicarla, en tanto el Poder Judicial así lo disponga”.
Por su parte, el candidato Mario Negri (Córdoba Cambia) –a pesar de haber votado a favor del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en 2018– aclaró que, “desde lo moral”, nunca estuvo a favor del aborto.
“No lo promuevo”, dijo. Sí expresó su apoyo a la Guía. En el mismo sentido se expresó el candidato del radicalismo, Ramón Mestre, quien pidió que Schiaretti debata esta y otras cuestiones en la campaña.
“Estoy a favor de la vida, y sólo admito que el aborto debe concretarse en situaciones excepcionales, como las contempladas en la actual legislación”, aclaró.
La Guía responde al fallo del 13 de marzo de 2012 de la Corte Suprema de Justicia, conocido como “F.A.L”, que establece en qué casos debe avalarse un aborto.
En cuanto a las posiciones respecto al aborto legal, los candidatos Liliana Olivero (FIT), Luciana Echevarría (MST), Eduardo Mulhall (MAS) y Fernando Schüle (Partido Humanista) llevan el pañuelo verde en su campaña. Por su voto, en este sitio se encuentra también Negri.
El candidato Kasem Dandach (Movimiento de Acción Vecinal) se pronunció en contra del aborto, y lo avala sólo en caso de que represente peligro para la madre, aunque aclaró que en su partido hay distintas posiciones. Agustín Spacessi (Unión Ciudadana) coincide con esta posición.
Carlos Bianco, de Ucedé, optó por no hablar de una postura a favor o en contra, pero consideró “una barbaridad” penalizarlo. Dijo que su partido se pronunció “en favor de un plebiscito”.
De los consultados, aunque se intentó por distintos medios, Enrique Sella (Partido Pais) no dio una respuesta.